diumenge, 18 de setembre de 2016

TOMAR APUNTES

Aprender a tomar buenos apuntes es fundamental a la hora de estudiar, ya que es es el primer paso para entender lo expuesto en clase y para poder repasarlo de forma adecuada de cara al examen.
En tiching.com nos dan estos consejos para empezar a tomar buenos apuntes desde principio de curso.

El primer paso: escuchar y comprender. Lo fundamental es entender la idea completa para luego plasmarla en el papel ya estructurada. Asegúrate de comprender correctamente todo lo expuesto, haciendo las preguntas que sean necesarias para ello. Si escribes de forma literal lo que el profesor dice y no lo has comprendido, cuando tiempo después recuperes los apuntes no serás capaz de entender nada. ¡Primero escucha y luego escribe!

Orden y más orden. Sigue un orden, tu propio orden, y organiza bien tus apuntes para después estudiar mejor. Algunos consejos que pueden resultarte útiles son: empezar una nueva hoja cuando comience un nuevo tema, usar colores para destacar ideas y separar conceptos, subrayar aquellas frases que el profesor enfatice o aquellas que creas que pueden ser importantes, desglosar las ideas en conceptos…

Redacta tus apuntes como si los fuese a leer otra persona. Puede parecer un consejo extraño, pero muy pronto podrás comprobar su utilidad. Si tomas nota de los contenidos de clase pensando en que los tendrá que comprender alguien que no seas tú y que no está en ese momento en el aula, lo harás organizando y explicando también conceptos que en ese momento te parecen obvios, pero que no lo serán tanto cuando recuperes los apuntes algunos meses más tarde. ¡De esta forma te aseguras que podrás entenderlo todo perfectamente!

Las abreviaturas, tus nuevas mejores amigas. Las abreviaturas son muy útiles para tus apuntes: te ayudarán a escribir más rápido y a concretar los conceptos. Usa frases cortas en las que quede resumido lo importante de la materia, utiliza las iniciales de una palabra en vez de la palabra completa, añade símbolos matemáticos para sustituir las palabras a las que se refieren…

Aprende a destacar lo más importante. Como ya hemos comentado previamente, no es necesario que copies al pie de letra todo lo que tu profesor explica. Una de las partes más importantes del estudio es la de saber diferenciar lo importante de lo que no lo es tanto, ya que si destacas todo te resultará muy complicado priorizar a la hora de repasarlo. Escucha atentamente a tu profesor para poder decidir qué conceptos son los esenciales, ya que normalmente serán los que se repitan o se expliquen en más de una ocasión, y los que sirvan de base para otros conceptos más complejos.

Incluye recursos visuales. Tomar apuntes debe ser mucho más que añadir texto al papel. Usar recursos visuales como gráficos, diagramas, esquemas, dibujos o mapas mentales ayuda a asimilar el contenido más fácilmente y a recordar asociaciones y partes claves como si de un rompecabezas se tratase. 

Y después de tomar apuntes en clase, ¡haz tu resumen en casa! La mejor manera para poder recordar todos los conceptos trabajados es creando tus propios resúmenes de los apuntes que has tomado en clase. Esto te ayudará a entender mejor la materia, organizar la información según tu criterio y memorizar de forma rápida y sencilla los conceptos más importantes.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada